Personajes de Sagrada familia, serie de Netflix, con Najwa Nimri.

Crítica y explicación del final de la (macabra) serie Sagrada familia

Una familia huye mudándose a Madrid para tratar de ocultar un oscuro secreto. Allí tratan de llevar una nueva vida, con otros nombres y tratando de pasar desapercibidos, pero los planes cambian. Ahí es cuando los hijos ven lo que puede llegar a hacer una madre por ellos. 

La serie es original de Netflix y tiene 2 temporadas, estrenadas en 2022 y 2023. Está dirigida por Manolo Caro. 

¿Dónde transcurre la serie?

La miniserie se grabó en el barrio madrileño Fuente del Berro, que pertenece al distrito de Salamanca de la capital. Las escenas en la calle se sitúan por la zona, que cuenta con el gran parque Quinta de la Fuente del Berro. 

También está rodada en Melilla, concretamente en la Plaza de España y el Parque Hernández. Las escenas de la playa con el difunto hijo de Gloria/Julia se desarrollaron en la Ensenada de los Galápagos, una playa rodeada por murallas. 

Crítica de Sagrada familia

Alerta spoiler: si no has visto la serie, puedes tragarte algún spoiler a continuación.

Esta serie es un drama en sí mismo. En la primera temporada de la serie nos aborda siempre la pregunta de cuál será el secreto que esconde la familia, compuesta por Gloria, Abel, Aitana y el pequeño Hugo (aunque bien sabrás que son nombres ficticios y que van cambiando a lo largo de la serie). 

Tanto secretismo y tacto a la hora de relacionarse con los demás tiene que ser por un fuerte motivo, y es algo que vamos descubriendo a medida que avanzan los capítulos. Santi (Nicolás Illoro), hijo de Gloria (interpretada como siempre a la perfección por Najwa Nimri), murió en la playa, queriendo acabar con su vida por un hecho que le atormentaba: en una noche de fiesta, atropelló a un joven y, sin saber qué hacer, llamó a su madre, que acabó con la vida del chico para que no confesara nada. Santi, al ver que su madre fue capaz de asesinar a una persona, no podía seguir viviendo con el peso de la culpa y de la gravedad de lo cometido por su madre. 

Más tarde, en la segunda temporada, descubrimos que quien atropelló realmente a aquel joven fue Natalia, la pareja de Santi, por lo que todo el esfuerzo que hace la familia por ocultarse y todas las muertes que comete Gloria son, por así decirlo, a causa de una mentira de su propio hijo por encubrir a su pareja. 

Todo el entramado de la serie se mueve realmente por la huida de Gloria con su hijo, Hugo, a quien tuvo con los genes de Santi y Natalia (Laura Laprida), que no podían tener hijos. Tras la muerte de Santi, la familia huyó con el bebé y el padre de Natalia, un millonario fanático de la religión, tiene como objetivo recuperar el niño para su hija. Para ello es capaz de contratar a sicarios y exconvictos capaces de matar a la familia para recuperar al niño, y aquí es donde se va creando una trama de parejas falsas, amores imposibles y relaciones complicadas con los vecinos. 

Que si Germán (Álex García) se enamora de Abel (Iván Pellicer), que si los vecinos que no pueden tener hijos quieren quedarse con el niño de una persona drogadicta, que si Aitana (Carla Campra) se enamora de Marcos (Álvaro Rico) y éste es un cabo suelto más en sus vidas, que si la muerte sospechosa de Lorenzo en el estanque del parque que al final fue culpa de Blanca (Macarena González, cuya interpretación nunca defrauda)… Todo son añadidos que van entorpeciendo a Gloria en sus planes, y que acaban haciendo un poco pesada la segunda temporada

Explicación del final

Al final de la serie vemos cómo los hijos de Julia (la llamaré ahora así, ya que llegando al final de la segunda temporada utiliza más ese nombre) están en el aeropuerto para huir a Toronto, Canadá, ya que todos tienen los pasaportes. La policía va tras Aitana, en busca y captura creyendo que fue quien asesinó a Marcos, y en el último momento consiguen embarcar sin que los pillen, también con el bebé. 

Recelan un poco al ver que su madre no les sigue, que no aparece, pero Abel recuerda que sabe cuidarse, siempre lo ha hecho, y que los encontrará. 

Sin embargo, Julia está ocupándose de otro asunto: Natalia, que quería huir con el niño y que sabe que, si no se deshace de ella, sus hijos no podrán vivir nunca tranquilos. Así, la secuestra en un coche y va con ella hacia un barranco, donde termina con la vida de ambas, con una tranquilidad de saber que todo esto ha acabado. A lo Thelma y Louise pero sin amor, más bien a lo macabro. Esa escena es el anuncio del final, del significado del nombre de esta serie psicológica, la sagrada familia

¿Y quién es el chico que aparece en el final de Sagrada Familia?

Finalmente vemos a un joven tirando una flor sobre el barranco, que podemos intuir que es el bebé de Gloria, a quien le han contado la historia y que sigue apoyando a su madre, a pesar de no haberla conocido en su niñez. Es un rasgo de esta extraña y peligrosa familia, el fervor de sus hijos por su madre y de su madre por sus hijos, a pesar de todo.

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos compartiendo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *