alicent y rhaenyra enfrentadas en la casa del dragón

La casa del Dragón: crítica del episodio 1×07: “Marcaderiva”

Salimos de la flojera del capítulo 6 y entramos en un oscuro capítulo 7 (enseguida entenderás por qué lo digo jajaja). 

Crítica del episodio 1×07: “Marcaderiva”

Duración: 58 minutos.

Alerta spoiler: si no has visto el capítulo 7 de La casa del dragón, puedes tragarte algún spoiler a continuación.

Como comentaba en la crítica del capítulo 6, poco a poco vamos conociendo más sobre las figuras que sucederán al Trono de Hierro, y en este episodio 7 entramos de lleno con cada uno de los niños y adolescentes de Viserys-Alicent y “Laenor”-Rhaenyra. 

Y es que la lucha entre Rhaenyra y Alicent para conseguir el poder del trono es cada vez más intensa, sobre todo cuando vemos a esta última atacar a la futura reina con un cuchillo. Alicent va abandonando poco a poco el decoro propio de la esfera real y el acatamiento de las órdenes de su propio rey, cuando pide que arrebaten un ojo a un hijo de Rhaenyra tras haber perdido uno su propio hijo. 

Volvemos a ver dragones, cuyos vuelos y rugidos siguen poniéndonos en alerta en la pantalla (a veces creo que hasta los propios guionistas y realizadores son conscientes de que tienen que ir dosificando las escenas más estrictamente políticas, y evadirnos un poco con algunos minutos de vuelo de dragón).

La oscuridad del episodio

La principal crítica al capítulo 7 viene con la falta de brillo en algunas escenas, sobre todo las ambientadas en la tarde-noche. Ni subiendo el brillo del móvil al completo (empecé por pensar que ya era hora de cambiar de teléfono) lograba ver bien algunas escenas. 

Por suerte entré en Twitter y no era la única, y son cientos los fans que se han quejado de la falta de nitidez de algunas escenas, como la escena sexual de Rhaenyra y Daemon o la lucha de Aegon Targaryen por apropiarse de la dragona de la difunta Laena Velaryon. Es tanta la realidad que quieren darle a House of the Dragon que a veces se pasan, aunque HBO Max intente dar la excusa de que es una decisión creativa adrede. 

Lucha entre familias

En La casa del Dragón no podía faltar, como en Juego de Tronos, la lucha por asegurar el poder, y una de las escenas más fuertes es, además de la ya mencionada lucha entre Alicent y Rhaenyra, la pelea entre los sucesores del rey, hijos y nietos. 

alicent y rhaenyra enfrentadas en la casa del dragón
Alicent y Rhaenyra enfrentadas en la serie La casa del dragón.

Pero en estas luchas no hubo que lamentar la muerte de ningún personaje, y qué sería de la serie sin matar a alguien en algún capítulo. En esta ocasión le toca a Laenor Velaryon, hijo de Corlys y Rhaenys (de esta última se lamenta que no llegar a tener la corona). Laenor cae para que Rhaenyra pueda proteger a sus hijos de los rumores de ser bastardos, y por el deseo de casarse con su tío (ejem, incesto) Daemon, para así perpetuar a la familia Targaryen. 

Para ello, Daemon se alía con el amante del propio Laenor y así acabar con él, pero al final del capítulo 7 vemos el propio rostro de Laenor, que está vivo, y huyendo con su amor prohibido y supuesto asesino. Atentas/os, que esto traerá sus consecuencias, ya que Laenor estaba dispuesto a abandonar sus líos amorosos para estar más cerca de Rhaenyra, quien lo ha traicionado a sangre fría. 

Un capítulo más vemos que La casa del Dragón no es para nada una copia de Juego de Tronos. Tiene su propia historia y sabe cómo engancharnos, lo cual es de agradecer por no limitarse a copiar los grandes escenarios y centrarse, como serie aparte que es, en la propia familia Targaryen. 

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos compartiendo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *