Escena de la película Reservoir Dogs, de Quentin Tarantino.

Reservoir Dogs: robo dramático y humorístico de colores

Perros de reserva en México y Perros de la calle en diversos países de Latinoamérica, Reservoir Dogs es la primera película de Quentin Tarantino, dirigida y escrita por él mismo en el año 1992.

Sinopsis de Reservoir Dogs

Joe Cabot, un veterano mafioso, contrata junto a su hijo a seis profesionales del crimen para un trabajo que requiere especial coordinación: robo de diamantes. La mayor característica de este grupo es que entre ellos son totalmente desconocidos, cuyo anonimato guardan gracias al nombramiento por colores de cada uno de ellos: Señor Naranja, Blanco, Rubio, Rosa, Marrón y Azul.

Puedes ver el tráiler en español aquí:

 

Reparto: personajes con colores

La mayoría de personajes de Reservoir Dogs no tienen un nombre propio, sino que se hacen acopio de un apodo para que los integrantes de la banda no descubran su verdadera identidad. Así, cada actor representa a un señor diferenciado por colores:

  • Lawrence Tierney es Joe Cabot, el mafioso que planifica el robo de diamantes y dirigente de la operación. El Sr. Naranja lo definirá como “La Cosa”.
  • Harvey Keitel es el Señor Blanco, un ladrón con gran experiencia cuyo nombre real es Lawrence (Larry) Dimick. Es la escenificación de un criminal “leal”, con principios y justificaciones para infringir daño, amigo de Joe Cabot. Coge amistad con el Sr. Naranja.
  • Tim Roth es el Señor Naranja (Freddy Newandyke), un policía infiltrado para tratar de capturar a Cabot.
  • Chris Penn es Eddie Cabot, hijo de Joe Cabot y amigo del Sr. Rubio.
  • Steve Buscemi es el Señor Rosa, cobarde pero inteligente, autodefiniéndose como un “profesional” y ligado a la forma de ser del Sr. Blanco.
  • Michael Madsen es el Señor Rubio (Vic Vega), el miembro más cruel del elenco y recién salido de la cárcel; y buen amigo de Eddie Cabot.
  • Edward Bunker es el Señor Azul, cuya aparición es corta, al principio y final del largometraje; y cuyas peculiaridades y curiosidades veremos más adelante.
  • Quentin Tarantino hace del Señor Marrón, un ladrón joven y conductor, que comparte personaje secundario con Edward Bunker.
  • Kirk Baltz interpreta a Marvin Nash, policía secuestrado durante el robo por el Sr. Rubio.
  • Hay otros personajes como K-Billy DJ (Steven Wright), cuya voz protagoniza los programas ficticios de la emisora que escuchamos como K-Billy y Supersonido de los 70. También Holdaway (Randy Brooks), que guía al Sr. Naranja en su infiltración.

Crítica de la película

Como ya es de sobra conocido en las películas de Tarantino, en este caso los diálogos sobresalen por encima de la violencia: una conversación inaugura la película.

No hace falta reseñar los comentarios machistas, racistas y homófobos durante estos diálogos; sirva de ejemplo el primero: un debate sobre los motivos de la canción Like a Virgin de Madonna, cuyas opiniones explícitas puedes imaginar.

La trama en general es atrayente: al principio no sabemos qué ha ocurrido, y, aunque podemos imaginarnos que no es un asunto sencillo, siempre queda la necesidad de saberlo. Conforme avanza el largometraje descubrimos que entre los profesionales del crimen parece que hay un topo, por lo que nos convertimos en cierto modo en detectives para desenmascarar al impostor (al estilo Among Us, videojuego tan de moda actualmente y que, para quien lo conozca, encontrará cierto parecido con la forma de llamar a los implicados).

A pesar de la testosterona que impregna la película (no aparece ni una sola mujer en una hora y media), hay escenas que tienen su gracia, como cuando Rubio le corta la oreja al policía secuestrado y, momentos más tarde, éste le pregunta a su compañero, infiltrado en la banda, que qué aspecto tiene.

Me gusta la escena en la que el policía infiltrado tiene que aprenderse una anécdota de drogas y polis para impresionar y coger confianza con el resto. En la trama aparece entrando al baño, lugar donde supuestamente se desarrolla la historia que cuenta, como si hubiese ocurrido de verdad. Una metáfora de que lo había estudiado tanto que tenía el recuerdo de haber estado allí, aunque verdaderamente no hubiese sido así.

Al final poco importa el esfuerzo del Sr. Naranja por simular ser uno más, tendrá el mismo destino que el resto. Sus últimos instantes de vida harán confesar su papel al compañero que confió en él.

Curiosidades de Reservoir Dogs

Quentin Tarantino hace una aparición menor en la película, ya que su principal ocupación era la dirección del largometraje. En un principio pensó en rodar la película con amigos y un presupuesto de 30.000 dólares, ayuda del productor Lawrence Bender. Sin embargo, la mujer de Harvey Keitel, profesor de actuación de Bender, le proporcionó una copia del guion al actor, que aceptó en tener un papel en la película y participar en su financiación. Finalmente, contó con un presupuesto de 1,2 millones de dólares.

Esta cantidad es suficiente respecto a otras del cine independiente, pero su alejamiento de otras del gran Hollywood, la convirtió en una obra influyente de este cine.

Como curiosidad, Edward Bunker era un escritor, guionista y actor estadounidense cuya conflictiva trayectoria lo había llevado a ingresar en prisión varias veces, debido a la realización de diversos delitos de robos, extorsión, falsificación y narcotráfico. Muchos de sus libros se han adaptado al cine

En definitiva, Reservoir Dogs alberga diversos elementos que forman el devenir de Tarantino y construirían su sello propio hasta la actualidad.

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos compartiendo!

2 comentarios

  1. Buen artículo, veo que Sr. Azul que es un gran fan de “Reservoir Dogs”, y no es para menos, para mí sigue siendo la mejor película de Tarantino.

    Por cierto, también Lawrence Tierney era un elemento de mucho cuidado.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.