Fleabag es una serie de comedia y drama en la que vemos cómo una mujer afronta su situación con dosis de humor.

Fleabag: el humor negro como medicina

Fleabag es una serie británica ideada y escrita por Phoebe Waller-Bridge, que también encarna a la protagonista de esta historia cómica y dramática estrenada en 2016.

Consta de dos temporadas: la emisión de la segunda temporada tuvo lugar tres años después, en 2019. La serie fue dirigida por Harry Bradbeer (Tim Kirkby dirigió el capítulo 1×01).

Sinopsis y argumento

La serie Fleabag nos cuenta la historia de una mujer que no está pasando por su mejor momento: experimentando una profunda soledad y melancolía, se refugia en una vida sexual y satírica para escapar de la culpabilidad que siente.

Curiosamente, Fleabag está basada en un monólogo creado por Phoebe Waller-Bridge, quien, siguiendo al reto de una amiga, inventó una escena humorística de 10 minutos sobre una historia de una noche. Waller-Bridge presentó el sketch en el Fringe Festival de Edimburgo en 2013, ganando el primer premio.

Podéis ver el tráiler en español de Fleabag aquí:

 

Reparto

La protagonista, cuyo nombre comparte con la serie, es representada, como he mencionado anteriormente, por la actriz Phoebe Waller-Bridge.

El reparto lo componen principalmente los miembros de su familia: Claire, hermana de Fleabag, es interpretada por Sian Clifford; Olivia Colman representa la madastra y Bill Paterson el padre de la protagonista, mientras que Brett Gelman es Martin, marido de Claire.

También toman un papel relevante Hugh Skinner, quien da vida a Harry, exnovio de la protagonista; Angus Imrie como Jake, hijo de Martin; Jenny Rainsford, quien representa a Boo, mejor amiga de Fleabag que falleció; o Jamie Demetriou, a quien vemos en el autobús y se une a la vida de la protagonista.

En la temporada 2 tomará protagonismo Andrew Scott, que ejerce de sacerdote; Ray Fearon, abogado y ligue de Fleabag; Christian Hillborg, Klare en la serie, compañero de negocios de Claire (con quienes se hace un cómico juego de palabras debido a su igual pronunciación); o Kristin Scott Thomas, quien toma el papel de Belinda, una mujer exitosa de negocios.

¿Dónde ver Fleabag en España?

Fleabag es originaria de la televisión pública británica, emitiéndose por primera vez en BBC Three, un canal online de público adolescente orientado a series y realities.

Actualmente puedes ver la serie online en español en Amazon Prime Video, que, de momento, es la única plataforma que alberga la serie, ya que adquirió sus derechos bajo demanda. Netflix intentó comprar los derechos de distribución, pero la primera plataforma superó la oferta.

Consta de 2 temporadas, con 6 capítulos de una media hora de duración cada una.

Fleabag: crítica

La serie, como veremos en el siguiente punto, es una oda al humor negro, la sátira y la comedia ante situaciones adversas de la protagonista, que intenta tomar todas sus desgracias como una oportunidad para hacer un chiste de ellas.

Ante la falta de cariño que define su situación, encontramos en Fleabag un motivo de burla, que precisamente nos dice a cámara: Waller-Bridge rompe constantemente esa “cuarta pared” para decirnos lo que piensa, lo que siente, y regalarnos algunos gestos divertidos para eliminar cierta tensión en algunas escenas, ya sea por la desdicha de lo que ocurre o por la incomodidad de la conversación de los personajes.

Por ejemplo, el hecho de que su padre, tras la muerte de su madre, se haya evadido en su nueva pareja y madrastra de la protagonista (representada por una indiferente e impecable Olivia Colman); y cubra el escaso tiempo compartido con sus hijas comprándoles charlas feministas o retiros espirituales.

Esto a su vez hace que Claire, su hermana, y Fleabag se vean de vez en cuando, con situaciones embarazosas en las que ambas no quieren verse o que sirven para reprocharse algunos comportamientos, como el robo por parte de la protagonista de ropa de su hermana.

En general vemos a un personaje afligido, cuya situación económica es insuficiente, ya que la cafetería que posee apenas recibe clientela, un negocio que la protagonista creó con su mejor amiga, fallecida. Dicha muerte ronda la cabeza de Fleabag, que se siente culpable del atropello que acabó con la vida de la única persona que realmente se preocupaba por ella, debido a sus impulsos sexuales, con los que tapa su infelicidad.

Críticas feministas

La serie alude en diversas tramas secundarias a aspectos machistas presentes en ciertas relaciones. El gran ejemplo es el marido de su hermana, Claire, un hombre misógino y repelente que no percibe el malestar de su propia mujer porque apenas le presta atención.

No así el otro Klaire, hombre con el que la hermana trabaja y ha tenido diversos encuentros extramatrimoniales que le han devuelto una pequeña sonrisa. Quiere cambiar su vida infeliz, y para ello, necesita cambiar de persona, a una que la respete, la mire y, en definitiva, la haga sentir bien.

Otros grandes ejemplos los vemos en los ligues temporales de la protagonista, que tiene que elevar a sus acompañantes con una profunda glorificación de sus cuerpos o sus actos para qué estos se sientan bien, cuando vemos cómo la vida de ella no pasa por buenos momentos, especialmente psicológicos.

En ciertas ocasiones observamos cómo necesita que el hombre con el que ha quedado se marche, cosa que logra al decir comentarios alabándolo para que suba su autoestima y pueda irse contento. Esto último pasa en el penúltimo capítulo de la segunda temporada, cuando el cura acude a su casa y el abogado con el que se acuesta llega poco después. Escena en la que también se hace referencia a que las mujeres no pueden ser curas, con ese humor negro tan característico de la serie.

Ese cura, interpretado por Andrew Scott, que es el único que puede ver los movimientos de Fleabag y creadora de la obra hacia la audiencia, y oír las frases que nos dice, como una metáfora de que, después de la que fue su mejor amiga, es la única persona que se ha interesado por ella, de todas con las que realmente ha estado.

También se nos muestra el tema del aborto y la libre decisión, cuando Claire tiene problemas para quedarse embarazada y posteriormente confiesa que no quería tener un hijo del que es su marido. De hecho, la protagonista tiene que fingir que el aborto ha sido suyo para que el marido no se entere. Finalmente, es la propia Claire quien confiesa la mentira en frente de su misógino y alcóholico marido, al que termina dejando.

Por último, se hace referencia a los vientres de alquiler ironizando sobre su “modernidad”, como se nos presentan ahora desde las grandes empresas que buscan su lucro económico a costa de la venta de los cuerpos de las mujeres. Así, se compara a una mujer cuyo vientre está siendo alquilado como amiga de la madrastra de la protagonista, con otras de sus amistades “modernas”.

Final de la serie

El final es tremendamente doloroso. Los dos enamorados, la protagonista y el cura, no pueden seguir juntos: Dios se antepone en esta relación. El lugar donde comenzó su amor, en esa parada de autobús, se desvela el desenlace trágico de la pareja.

Vemos a la protagonista llorando como pocas veces habíamos visto, pero ni en tal afligida escena se abandonan los mini-momentos cómicos: la figura de la estatua que robase anteriormente a su madrastra, vuelve con ella (más aún cuando se sabe que está inspirada en su difunta madre).

Nunca sabremos si el zorro que aparece llegó a encontrar al cura, pero nos quedamos con esa despedida tierna que nos hace la protagonista, la cual había estado hablando con nosotras/os todo el tiempo.

Banda sonora

La banda sonora es otra de las grandes estrellas de Fleabag: esos cánticos a la lujuria o al abismo que escenifican perfectamente lo que estamos viendo en ese momento, como los puntos importantes de cada capítulo.

La música de la primera temporada fue compuesta por Isobel Waller-Bridge, hermana de la creadora de la serie.

Premios: arrase en los Emmy

La serie Fleabag ha obtenido numerosos premios desde que se produjera el estreno de su primera temporada en 2016, año en el que ganó los Premios de la revista Broadcast al Mejor programa original y Mejor programa multicanal, siendo nominada al Mejor programa de comedia. Asimismo, obtuvo la nominación a esta misma categoría en los Premios de la Crítica Televisiva de 2017, junto a Mejor actriz en una serie de comedia.

Un año después, en 2017, entre los diversos premios y nominaciones de dicho año, ganó el premio a Mejor serie de televisión en los Premios NME; mejor comedia de situación en televisión por el “Episodio uno” en los Premios de los escritores de Gran Bretaña; Mejor guion – Comedia y Revelación en los Premios de la Real Sociedad de Televisión Británica; y Mejor escritora por Phoebe Waller-Bridge en los Premios Broadcasting Press Guild.

Recibió numerosas nominaciones en los Premios BAFTA de la Televisión y los Premios TCA, obteniendo finalmente el premio a Mejor interpretación femenina en un programa de comedia en el caso de los BAFTA.

Pero el reconocimiento final llegó en 2019 con los numerosos Premios Emmy. Del total de 6 nominaciones, ganó 4: Mejor serie de comedia, Mejor actriz protagonista de comedia, Mejor dirección de comedia por Harry Bradbeer por el primer episodio y Mejor guion de comedia por Phoebe Waller-Bridge.

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos compartiendo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.