Maniac es una miniserie de comedia negra y ciencia ficción estadounidense de Netflix basada en un ensayo farmacéutico.

Maniac: crónica de las derivas psicológicas de nuestras vivencias

Maniac es una miniserie estadounidense que narra la historia de dos personas que participan en un ensayo farmacéutico por motivos personales. Annie y Owen, personajes protagonistas, han pasado una vida difícil; por la pérdida de su hermana y por su diagnóstico de esquizofrenia, respectivamente.

Este ensayo promete un tratamiento médico en el que se afirma que se conseguirá, mediante 3 píldoras, reparar cualquier cosa que le ocurra a nuestra mente, tanto enfermedad como angustia personal. Ello los llevará a ambos a formar parte, junto a otros 10 sujetos, del ensayo de la empresa Neberdine Pharmaceutical y Biotech; que asegura que no habrá efectos secundarios ni posibles secuelas.

Está basada en la serie noruega de televisión, también llamada Maniac, de Hakon Bast Mossige y Espen PA Lervaag (estrenada en septiembre de 2018 en Netflix, plataforma que también alberga la serie que nos ocupa). Ha sido dirigida por Cary Fukunaga y escrita por Patrick Somerville.

Puedes ver el tráiler de la serie de Netflix aquí:

 

Reparto

En el reparto de Maniac sobresalen:

  • Emma Stone es Annie Landsberg, una de los dos protagonistas principales.
  • Jonah Hill es Owen Milgrim, el otro personaje destacado de la serie.
  • Justin Theroux interpreta a el Dr. James K. Mantleray, uno de los creadores del experimento farmacéutico.
  • Sonoya Mizuno es la Dra. Azumi Fujita, supervisora y desarrolladora del proyecto.
  • Gabriel Byrne como Porter Milgrim.
  • Sally Field como la Dra. Greta Mantleray.
  • Billy Magnussen es Jed Milgrim, hermano de Owen.
  • Julia Garner es Ellie Landsber, hermana de Annie.

 

Crítica de Maniac: serie psicológica

La serie Maniac trata los procesos traumáticos de la mente: juega a inventar situaciones imaginadas por nosotros mismos en relación a situaciones devastadoras que se han quedado marcadas.

Owen es esquizofrénico y en cierto modo su paralización ante el resto de personas lo hace ser un cobarde, incapaz de alejarse de lo que le hace daño. Por su parte, Annie no consigue dejar de sentirse culpable por la muerte de su hermana, que murió en un accidente de coche por un conductor prácticamente dormido.

El ensayo farmacéutico del que son parte en la investigación los lleva a revivir una y otra vez esos traumas reconvirtiéndolos en otras historias: por ejemplo, el robo del lémur y la muerte de la supuesta paciente de Annie no es sino otro reflejo del deseo del personaje interpretado por Emma Stone de que el conductor que causó el accidente no hubiera nacido nunca.

Los fallos de la computadora, que también se encuentra deprimida por la muerte del Dr. Robert Muramoto (con quien había establecido una “relación poco profesional”), llevan a Annie y Owen a entrelazarse en esas historias; donde vemos la indiferencia de una por llegar a conseguir lo que quiere y la incapacidad de rebelarse del otro. Poco a poco vamos descubriendo cómo el propio artífice del sistema (James, interpretado por Justin Theroux) tiene un propio diagnóstico y problema psicológico derivado de la relación con su madre.

Maniac es una especie de obra de ciencia ficción mezclada con pequeñas pinceladas de comedia negra sin abandonar el drama.

 

Complicaciones del experimento

La depresión de la computadora, que termina siendo un reflejo de la madre de James, ideólogo de su tecnología; lleva a los sujetos del experimento a estar en peligro durante las simulaciones.

A pesar de que la desconexión del sistema implica su completa destrucción, James decide hacerlo para no perjudicar la vida de los 10 sujetos, que, ajenos a lo que ocurre, continúan en la simulación (algunos luchando por salir de ella, conscientes del aumento de temperatura en su escenario particular).

Annie consigue reconciliarse con la vivencia de la muerte de su hermana, y Owen ve en sus simulaciones al hermano que le hubiera gustado tener. Finalmente, consigue armarse de fuerzas para testificar en su contra, lo que no lo libra de las represalias: Owen termina en un centro psiquiátrico como castigo a su desobediencia.

Pero la serie Maniac nos trae un final feliz en el que la valentía de Annie y sus originales ideas consiguen sacar a Owen de dicho centro y contribuir a que no de importancia a su esquizofrenia. Al fin y al cabo, Annie no tiene carné de conducir y arranca sin problemas el vehículo que necesiten en cada momento; así que huyen juntos, dejando atrás sus traumas personales y el agobio de la sociedad que les rodea.

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos compartiendo!

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.